Entre la magia y la memoria

e82686283916491708e69b07ff5d144bImagine por un momento un país en crisis. Sus universitarios salen a protestar a la calle debido a las adversas condiciones económicas y sociales, así como en contra de la represión del gobierno. Enardecidos se encapuchan para lanzarle bombas molotov y piedras a la policía, su objetivo del día es tomar la autopista más cercana acompañados de consignas contra el Régimen: “¡Y va a caer, Y va a caer, este gobierno va a caer!”. En sus protestas les hierve la sangre de rabia por los compañeros caídos así como por todos los mártires que han venido cayendo desde hace años.

A estos estudiantes les indigna el conformismo del resto de la población a quienes perciben insensible y entregados a sus mezquinos intereses individuales. Los medios de comunicación han optado desde hace rato por no darle prensa a estas noticias tan incomodas para quienes detentan el poder.

La clase gobernante luce divorciada de la población y no es capaz de recrear las condiciones que le permitan a ese pueblo alcanzar el tan cacareado progreso que tanto proclaman. En cambio, a diario van recibiendo más y más protestas de sindicatos y de la gente indignada. La salud, la educación, se van poniendo en pie, mientras se registra el rumor de las constantes quejas callejeras por la escasez de alimentos o el costo de la vida.

“Hace poco mataron a un muchacho por un par de zapatos” dice una señora en la esquina. Un destacado analista alarma sobre el incremento de las muertes de jóvenes a causa de del hampa y la violencia entre bandas, que se desborda -entre otras razones- a la falta de oportunidades de empleo y estudio en el país.

La oposición luce perpleja y confundida, no logran ponerse de acuerdo para construir con la gente una alternativa que entusiasme al país. Ante la opinión pública sus peleas se parecen a las de los borrachos que se disputan lo que les queda de la botella. Según el oráculo de las encuestas, el hombre estudiado en la universidad de Yale, con percepción de buen gerente y perfecto inglés en su currículo, de quien se dice que mira con prepotencia a sus supuestos aliados, parece ser el ungido en esta oportunidad.

La población busca sobrevivir al día a día, en medio de su aflicción esperan una solución mágica que pudiera representar ese hombre o esa mujer que vieron la otra vez en la tv hablándole fuerte al gobierno. Su deseo de venganza les da la esperanza de que un día alguien pueda acabar sus penurias. Muchos se debaten entre esperar a las próximas elecciones o si se cumple la predicción del astrólogo que vaticina que esto se acabará pronto.

¿Saben de cuál país hablamos? Venezuela ¿Saben a cuál año nos estamos refiriendo? Aunque muchos de estos hechos nos traen al momento presente, la verdad es que muchas de estas cosas ocurrieron en 1998 ¿Hemos aprendido algo desde entonces?  De momento la memoria va perdiendo frente al pensamiento mágico. #LaCosaEsAprender

Anuncios

Emprende tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s