Archivo de la categoría: Emprendimiento e Innovación

¡Ahora vamos por más!

Parece mentira que ya han pasado 14 años. Todavía recuerdo toda la emoción que te teníamos ese 20 de septiembre al presentarte en el registro. En vez de miedo, en ese entonces teníamos un cúmulo de ideas que explotaban y se entrecruzaban para hacer que crecieras. Nos moríamos por tener una foto haciendo algo contigo, algo que nos permitiera decirle al mundo: ¡Mira que sí existe! ¡Aquí estamos!

Varios de quienes te cuidaron en tus primeros tiempos, pese a la distancia, son parte de tu historia, de tus alegrías de cuando cumpliste un año, dos años y así sucesivamente. En Tacarigua de La Laguna, junto a estudiantes de la Unimet fue una de las primeras fotos que tanto anhelábamos. En el pueblo campesino de Santa Rosa, en Lara, te hicimos el primer vídeo, en esa época escribimos el primer libro sobre ti. El Jarillo, Propatria, Petare, Barquisimeto son nombres con un sinfín de anécdotas y vivencias en las que nos divertimos en “un País que se Vive”. Por cierto, tus hermanos internacionales siempre han estado presentes compartiendo lágrimas, alegrías, caipiriñas, guaritos y complicidades “por la integración de los pueblos”.

Según los mercadólogos perteneces a la generación millenial, y quien lo puede dudar si, en este recorrido vital, ya has viajado por el país dando clases de informática a docentes de escuelas populares, o le advertiste a los chamos, no solo sobre las potencialidades, sino también sobre los riesgos de la internet. Cada vez más, me sorprende ver cómo la tecnología está presente en casi todo lo que haces para llegarle a más gente y de las maneras más ingeniosas.

Me maravilla apreciar cómo has sabido adaptarte a los cambios que te ha tocado vivir. Hemos tenido que mudarnos de proyectos, aprendiendo a “comer las verdes”, a reponernos a momentos de “vacas flacas” para seguir creciendo. Esa flexibilidad, esa resiliencia, habla de tu proactividad para sobreponernos a las adversidades y vaya que todos esos aprendizajes auguran nuevos desafíos a los que no les tememos.

Si algo veo en ti es tu confianza en la gente, tu confianza en que si se puede hacer la diferencia y, pese a los errores que podamos cometer, siempre en posible aprender y seguir adelante. Desde tus primeros años te has destacado por el valor de la solidaridad y la maravilla de encontrarte con otros rostros, otras historias y tejer historias que nos saquen una sonrisa de esperanza en medio de tanta incertidumbre y de tanta desazón.

En tu rebeldía adolescente te niegas a sucumbir en el derrotismo y me encanta verte apostándole con fuerza a contagiar el emprendimiento a cuanta persona te pasa por delante. Se te ve el entusiasmo cuando le hablas a un chamo de un colegio, a un universitario, a un docente, o a una persona de la comunidad, a pesar de que lo tuyo son los jóvenes, para ti no hay posibilidad de excluir aliados para construir ese mundo emprendedor y solidario del que siempre hablas.

Todo, lo bueno y no tan bueno que hemos vivido, lo agradezco en el alma, y explican tu forma de reaccionar ante el mundo hoy día. Como suele ocurrir cuando damos vida a un sueño, no nos imaginamos que hoy hayas llegado a donde estás con tanto entusiasmo, y que hoy contemos con tantos amigos, aliados y un equipo que día a día le da cuerpo, ganas, estructura y ambición al sueño de Construir ese País que Queremos en el País que Tenemos ¡A todos infinitas gracias por permitirte crecer y llegar a donde estás!

Dicen por allí que “La mejor manera de predecir el futuro es creándolo”, pues al mirar el camino que hemos recorrido desde el 2002, nos enorgullecemos de enseñarte a ser fiel a tu propósito. Y como la mejor predica es con el ejemplo, hoy en tus 14 años ratificamos que el éxito emprendedor no está asociado a los factores externos (dinero, poder, posesiones, aliados), sino que está asociado a descubrir lo que mueve tu corazón, a tu pasión y al amor profundo hacia lo que se hace. Tu éxito radica en la satisfacción de saber que estamos construyendo un mundo mejor al que encontramos: Y eso nos hace ganadores.

¡Ahora vamos por más!

¡Feliz Cumpleaños Opción Venezuela!

#LaCosaEsEmprender

ov14anos

Emprendamos y Erremos

Emprendamos y Erremos2Empiezo este artículo polemizando con nuestro insigne educador Simón Rodríguez, quien acuñó la famosa expresión “Inventamos o erramos”, haciendo un llamado a su época a no sucumbir ante modelos foráneos, en una clara invitación a ser originales en la procura de instituciones y gobierno aptos para nuestras circunstancias.

Sin embargo, en esta oportunidad me permito usar la frase modificando su enfoque ¿La razón de esta propuesta? A mi parecer no existe invención posible huyendo o satanizando la posibilidad de error en el proceso de innovación y al aprendizaje que ello conlleva.

En el Índice Mundial de Innovación, Venezuela está en el nada honroso puesto número 122 de 143 países, descendiendo cerca de 20 puestos en los últimos tres años, y colocándonos detrás de Honduras, Ecuador, Bolivia o El Salvador. Es decir, a casi dos siglos del “inventamos o erramos”, hemos inventado poco y no hemos errado lo suficiente (lo suficiente para aprender a edificarnos como un país de innovación).

Sin ignorar que el país cuenta con una significativa fuga de talentos, y un desaprovechamiento de años de formación intelectual, este informe de Insead, la Universidad Cornell y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la ONU -que evalúa temas tan cruciales como: instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, desarrollo del mercado, desarrollo empresarial, producción de conocimientos y producción creativa-, evidencia que esta falta de innovación no se debe al desarrollo del capital humano y la producción de conocimientos de los venezolanos, sino que las más bajas calificaciones se encuentran al medir el desempeño de las instituciones gubernamentales y el desarrollo del mercado nacional.

¿Qué recomendaciones se desprenden de este documento? Además de tener en cuenta el rol facilitador a que está llamado el Estado, y la concertación de políticas que contribuyan a dinamizar la productividad y el crecimiento económico, se necesita mejorar las destrezas de las personas desde el aula para así apuntalar la innovación.

A partir de la interacción que he logrado tener con chicos de nuestras escuelas e investigaciones que he podido manejar, se observa que un porcentaje significativo de jóvenes tiene una baja disposición a asumir riesgos emprendedores, y es que detrás de ello se encuentran rasgos culturales que promueven la aversión al riesgo y la penalización del fracaso.

Ahora más que nunca se hace necesario promover el emprendizaje, una mezcla de aprendizaje en base al emprendimiento, lo cual trae consigo un poderoso efecto pedagógico que celebra los aciertos y pero también aprovecha los errores que atraviesa toda innovación. Estoy seguro que nuestro Simón, el maestro, acordará la pertinencia de una Venezuela de invención y emprendimiento con solidaridad, en el que el error, y la superación del miedo al fracaso, sean parte de los aprendizajes ineludibles para poder arriesgarnos a reimpulsar nuestro país. La consigna es: #LaCosaEsEmprender.

Félix Ríos Álvarez (@Felixxi) ~ Emprendedor social

Inventamos y erremos