Archivo de la etiqueta: Innovación

La comodidad está en el camino

“…Váyanse al Roraima y quédense sin aire. Cuestionen todo. No se vayan a dormir sin tener algo en que soñar. Está prohibido que un día se parezca a otro. Y nunca pero nunca piensen que la comodidad se encuentra en un lugar. La comodidad se encuentra en el camino”

Pese a algunos tropiezos que atraviesa todo emprendedor, mi 2014 empezó con la decisión de ascender por segunda vez al Roraima. Dicen que segundas partes no son buenas pero esta fue una experiencia espectacular. En total, fueron más de 42 horas de caminata en 6 días de aventura.

MuéveteUna de las lecciones más grandes de ese recorrido fue sacudirme miedos y excusas para así lograr mi objetivo. Quienes me conocen me habrán escuchado decir que no podía subir a la montaña porque “sufro de las rodillas”, y así por mucho tiempo me limité a disfrutar el Ávila de lejos, o recordaba que mi primer viaje al Roraima fue traumático, debido a los dolores que iba padeciendo en cada tramo del recorrido.

Gracias a este reto personal me concentré en entrenar y fortalecer mis músculos para que así el impacto en las rodillas fuera menor, además de rodearme de un excelente equipo que me compartió sus experiencias con la montaña y siempre me animó a seguir avanzando. Puedo dar fe que vivimos aquella frase de John Maxwell que dice: “Cualquier sueño que pudiera alcanzar sin la ayuda de otras personas sería un sueño muy pequeño”.

Si me preguntan cuál es el momento más emocionante en el recorrido por el Roraima, uno de mis favoritos es El Paso de las Lágrimas. A casi tres horas del campamento base, en el tramo más fuerte del recorrido, y ya casi por alcanzar el tope del ascenso al tepuy, hay un paso en el cual te cae una cascada encima como bautizando tu llegada, o bendiciendo tu salida del Roraima.

Este paso me hace recordar el libro “El camino de las lágrimas”, de Jorge Bucay. En ese texto el autor reconoce que al conectarnos con lo doloroso es como se confronta esa idea autodestructiva de que “no lo voy a soportar”, que indudablemente condiciona la manera con la cual enfrentamos las dificultades. Y es que para atravesar El Paso de las Lágrimas y muchos otros “pasos” en la vida hay que atravesar las situaciones de dolor, aprender a sanar y aligerar la carga para así llegar a la cima.

Las caídas en el recorrido fueron innumerables, pero mis piernas resistieron y aprendí a caminar con mayor seguridad y confianza en el viaje. No se imaginan la plenitud, la satisfacción personal y la paz que sentí al llegar al río Tek, punto de llegada del penúltimo tramo exigente del camino, y descubrir que ese miedo por el “dolor de rodillas” quedó atrás.

Camínate un Roraima .4Así como en la montaña, los desafíos aparecen de modos imprevistos y, ante ellos, toca aprender a sacudir los miedos, pisar seguro y no perder la fe y el entusiasmo para lograr las metas. De este tepuy sagrado bajé llenó de energías y ganas para transitar este difícil año para todos, y vaya que he logrado avances significativos que me llenan de satisfacción por los resultados obtenidos.

Este artículo inició con la referencia a un emotivo discurso de una campaña publicitaria que protagonizó el actor Albi de Abreu hace unos años, y me atrevo a afirmar que si en alguna circunstancia tiene vigencia ese mensaje es en este momento. Con sonrisa en los labios incluida, pese a las dificultades que pintan en el ambiente, en 2015 viene mucho más trabajo y emprendimiento en esta travesía por seguir “Construyendo el País que Queremos en el País que Tenemos”, y continuar alcanzando una mejor versión de mí mismo. La comodidad está en el camino. #LaCosaEsEmprender

Emprendamos y Erremos

Emprendamos y Erremos2Empiezo este artículo polemizando con nuestro insigne educador Simón Rodríguez, quien acuñó la famosa expresión “Inventamos o erramos”, haciendo un llamado a su época a no sucumbir ante modelos foráneos, en una clara invitación a ser originales en la procura de instituciones y gobierno aptos para nuestras circunstancias.

Sin embargo, en esta oportunidad me permito usar la frase modificando su enfoque ¿La razón de esta propuesta? A mi parecer no existe invención posible huyendo o satanizando la posibilidad de error en el proceso de innovación y al aprendizaje que ello conlleva.

En el Índice Mundial de Innovación, Venezuela está en el nada honroso puesto número 122 de 143 países, descendiendo cerca de 20 puestos en los últimos tres años, y colocándonos detrás de Honduras, Ecuador, Bolivia o El Salvador. Es decir, a casi dos siglos del “inventamos o erramos”, hemos inventado poco y no hemos errado lo suficiente (lo suficiente para aprender a edificarnos como un país de innovación).

Sin ignorar que el país cuenta con una significativa fuga de talentos, y un desaprovechamiento de años de formación intelectual, este informe de Insead, la Universidad Cornell y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de la ONU -que evalúa temas tan cruciales como: instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, desarrollo del mercado, desarrollo empresarial, producción de conocimientos y producción creativa-, evidencia que esta falta de innovación no se debe al desarrollo del capital humano y la producción de conocimientos de los venezolanos, sino que las más bajas calificaciones se encuentran al medir el desempeño de las instituciones gubernamentales y el desarrollo del mercado nacional.

¿Qué recomendaciones se desprenden de este documento? Además de tener en cuenta el rol facilitador a que está llamado el Estado, y la concertación de políticas que contribuyan a dinamizar la productividad y el crecimiento económico, se necesita mejorar las destrezas de las personas desde el aula para así apuntalar la innovación.

A partir de la interacción que he logrado tener con chicos de nuestras escuelas e investigaciones que he podido manejar, se observa que un porcentaje significativo de jóvenes tiene una baja disposición a asumir riesgos emprendedores, y es que detrás de ello se encuentran rasgos culturales que promueven la aversión al riesgo y la penalización del fracaso.

Ahora más que nunca se hace necesario promover el emprendizaje, una mezcla de aprendizaje en base al emprendimiento, lo cual trae consigo un poderoso efecto pedagógico que celebra los aciertos y pero también aprovecha los errores que atraviesa toda innovación. Estoy seguro que nuestro Simón, el maestro, acordará la pertinencia de una Venezuela de invención y emprendimiento con solidaridad, en el que el error, y la superación del miedo al fracaso, sean parte de los aprendizajes ineludibles para poder arriesgarnos a reimpulsar nuestro país. La consigna es: #LaCosaEsEmprender.

Félix Ríos Álvarez (@Felixxi) ~ Emprendedor social

Inventamos y erremos

¿De dónde vienen las ideas innovadoras?

“Fracasa rápido, fracasa pronto… pero sobre todo, fracasa barato” Anónimo

Estoy seguro que la respuesta a esta pregunta vale millones, pero millones de neuronas que todavía no sabemos como funcionan. Así que me atreveré a asomar algunas propuestas para promover la producción de nuevas ideas. Primeramente, es altamente recomendable comenzar a leer esta nota antes de darse una ducha, pues según el Blog de Dane Carlson el 39% de las nuevas ideas se generan cuando se está tomando un baño.

ea3c50cc42d24c2c7725cc3a72190fe4Pero si luego de ducharse aún no logra alguna idea innovadora tampoco debemos preocuparnos, puesto que como dice Steven Johnson:  “Las oportunidades favorecen a las mentes conectadas”, los momentos “eureka” no siempre son los más comunes a la hora de descubrir una nueva idea. En una conferencia TEDx, Steven se pregunta ¿de dónde vienen las buenas ideas? y en su respuesta da crédito a las corazonadas lentas y la conjunción de ideas que produce algo superior a lo que significaría cada idea por separado. Así que desde ahora un café, un té y hasta una birra social entre amigos podrá ser visto como una fuente inspiradora de nuevas ideas.

Pero la verdad es que si no estás dispuesto a equivocarte, nunca te saldrá nada original. En esto Sir Ken Robinson se pregunta si las escuelas matan la creatividad, puesto que mayoritariamente forman adultos que tienen miedo a equivocarse. Y es que hemos llegado a una época en la que tener un título no es suficiente para obtener un trabajo, por lo que Robinson afirma que hoy día la creatividad es tan importante como la alfabetización de los chicos.

Frente al dilema de si la escuela favorece o no la innovación, Tony Wagner identifica tres claves que han estado presente en la formación de emprendedores e innovadores que pueden inspirarnos para potenciar el emprendimiento desde temprana edad  (“Juego, pasión, propósito”), pues a través de: 1- la estimulación del juego, 2- el facilitar que cada quien descubra su pasión y, 3- el hecho de animar el desarrollo de personas con un propósito que los motive a encaminarse a aportar algo al mundo y marcar la diferencia, se navega en una dirección que posibilita una educación innovadora y se promueve un entorno altamente favorable para la generación de nuevas ideas.

Así que si luego de la ducha y el café no son suficientes para estimular nuevas ideas, puedes desafiarte con actividades como: realiza ejercicios de creatividad diariamente, relaciona un deporte con tu trabajo, haz una lista de cosas imposibles, piensa cómo se inventaron artefactos que están a tu alrededor, atrévete a hacer cosas que nunca has hecho, entre muchos otros desafíos para que juegues y sigas descubriendo tu pasión y tu propósito emprendedor. #LaCosaEsEmprender

Ideas simples para estimular la Creatividad