Archivo de la etiqueta: juventud

15 tuits sobre Empleabilidad Juvenil en Venezuela

15 tuitsDesde 1999, cada 12 de agosto se va celebrando el día internacional de la juventud. En el marco de esta fecha, se llevaron a cabo distintos eventos entre los que queremos destacar la iniciativa de la Red de Innovación Estratégica por la Juventud (RIEJoven) quienes, bajo la coordinación de la Fundación Opportunitas, promovieron la discusión sobre el Empleo Juvenil en Venezuela.

Con la etiqueta #PrioridadJoven se compartió una consulta virtual que sirvió para conocer los análisis y propuestas de destacadas organizaciones interesadas en quienes representan un desafío de inclusión productiva y social para nuestro país. El resultado de esta consulta quedó reflejado en forma  de tuits que, por su síntesis y contundencia, se comparten en este artículo:

1) El empleo juvenil no se refiere solamente a un lugar de trabajo para los jóvenes, es una apuesta a la integración social.

2)  El 50% de la población venezolana tiene 27 años o menos. 7.6 millones tiene entre 15 y 29 años. Fuente: IIES – UCAB.

3) Cerca de 1.700.000 jóvenes venezolanos están doblemente excluidos, ni trabajan ni estudian. Fuente: IIES – UCAB.

4) En Educación es prioritario: elevar la calidad de la educación, estimular el emprendimiento y ofrecer más modalidades de formación.

5) Se debe garantizar un mayor acceso y  mejores condiciones de empleo joven.

6) Es importante incentivar el primer empleo, a través de mejores salarios, horarios flexibles, planes de entrenamiento.

7) Incluir a los jóvenes con diversidad funcional también es una prioridad.

8) Es importante escuchar la voz de los jóvenes y darles a conocer oportunidades de atención e información.

9) Se necesita una mayor articulación intersectorial entre: centros educativos, empresas, gobierno nacional, municipios, ONG´s, entre otras instituciones.

10) Es vital el apoyo hacia organizaciones intermediarias (ONGs) y hacia los propios #jóvenes.

11) Hay que motivar. La apatía es un desafío que demanda despertar el interés de los jóvenes hacia el estudio y el trabajo.

12) La familia debe participar en el diálogo para impulsar el interés al estudio y el trabajo en la juventud.

13) Es importante seguir desarrollando diagnósticos y propuestas. Lo que no se mide no se puede gestionar adecuadamente.

14) La prioridad joven se hace sustentable dinamizando a la economía, y facilitando políticas estables para el empleo juvenil.

15) La juventud está más allá de la polarización… (¿es necesario explicar la importancia de consensos a largo plazo sobre este tema?)

En el siglo XXI el papel de las redes sociales y la viralidad de los contenidos es fundamental para  incidir en quienes deben tomar decisiones en favor de nuestros jóvenes. Aprovechemos pues ese protagonismo del internet como un modo concreto de sumar esfuerzos por un país que atienda esa potencialidad juvenil a la espera de una mayor y mejor atención. #LaCosaEsEmprender

Félix Ríos Álvarez (@Felixxi) ~ Emprendedor social

(Este artículo fue publicado en la Edición 39 del Suplemento de Responsabilidad Social: Nota Responsable el 27 de agosto de 2014)

 

NR ago2014

Anderson y la educación emprendedora

Imagen1

Recientemente conocí a Anderson. Su historia puede ser la de muchos jóvenes que pueden llegar a desertar del sistema educativo. Anderson va a la escuela “Ana Soto” en la población de Pavia, famosa no solo por el sabor sus chivos, sino por las adversas condiciones en se vive en estas tierras guaras.

Semanas antes de nuestro encuentro, Anderson estaba considerando dejar la escuela  y pasar a formar parte de la alarmante cifra del millón setecientos mil jóvenes que ni estudia ni trabaja en Venezuela. Según el estudio de juventud del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, el 50 % de los muchachos de 17 años abandonan el liceo. Toca preguntarnos: ¿Qué estamos dejando de hacer para que los jóvenes no se sientan motivados para continuar estudiando?

Al respecto es importante fijarnos en los contenidos en los que se están formando nuestros jóvenes. Tony Wagner, experto en innovación educativa del Centro de Tecnología y Emprendimiento de la Universidad de Harvard, manifiesta que “el mundo no valora hoy los conocimientos en sí mismos, sino lo que las personas son capaces de hacer con ese conocimiento”. Wagner cuestiona que muchas instituciones educativas siguen concentradas en que los chicos memoricen contenidos y teman al fracaso, y no descubran lo que les apasiona, ni algún propósito para emprender.

Quizás Anderson no haya logrado memorizar la tabla periódica de química, ni sabemos cuántas materias haya reprobado este año, pero este hecho no lo hace menos que nadie, más bien muestra lo prioritario que es potenciar en los jóvenes habilidades como: curiosidad e imaginación, actitud abierta hacia la solución de problemas e iniciativa y espíritu emprendedor, que no necesariamente estamos enseñando en la escuela, como dice Wagner.

Por eso nos encantó haber acompañado este año a Anderson, quien junto a su equipo viajó fuera del estado Lara, para investigar y construir una piladora de maíz, con la cual no solo atendieron una oportunidad socioproductiva de la región, que abarata los costos del maíz pilado, sino también demostrarle a un grupo de jóvenes que sí es posible vencer los miedos y salir adelante en base al emprendimiento.

Así como Anderson, cerca de doscientos jóvenes de escuelas populares de Fe y Alegría de los estados Bolívar, Lara, Portuguesa y Carabobo, este año participaron en #OpciónEmprender, una experiencia innovadora que procura sembrar la educación emprendedora en Venezuela, para que así el emprendimiento deje de ser la excepción en nuestro sistema educativo y, de la mano de alianzas significativas, pueda extenderse a más jóvenes y escuelas del país. Dado que estamos en tiempos en los que hasta las esperanzas escasean en nuestra sociedad, nos maravilla compartir noticias balsámicas que nos dan ánimos para seguir avanzando en la construcción del país que queremos en el país que tenemos. #LaCosaEsEmprender.

Félix Ríos Álvarez (@Felixxi) ~ Emprendedor social

(Este artículo fue publicado en la Edición 38 del Suplemento de Responsabilidad Social: Nota Responsable el 30 de julio de 2014)

10551089_10152122402436642_8383248580983452296_n

Una puerta abierta a la esperanza

SecuestroHace 9 años, iba camino a casa, cuando me abordaron unos sujetos que se bajaron de un automóvil blanco. A partir de allí, iniciaron lo que serían cinco horas de pánico, ese pánico normal que circunda hoy en día por muchas ciudades de Venezuela sin decoro. “No me mires a la cara”, “colabora o te quebramos”,  son algunas de las cosas que me dijeron y apenas puedo compartir hoy por este espacio. Ese día no solo perdí mi carro, sino que ingresé a las estadísticas de robo y secuestro de mi país.

Resulta que la inseguridad y la violencia están entre las principales razones por las que un contingente significativo de venezolanos decide migrar a otras fronteras, claro los que tienen la posibilidad de irse, mientras que los que no pueden ni quieren irse, permanecen con la zozobra de no saber cuándo les saldrá su número en la lotería de la inseguridad.

En mi caso, el haber sido víctima de un secuestro no ha sido una razón para tirar la toalla y dejar de seguir haciendo cosas por mi país, pues uno de los pensamientos que me acompañó en ese trance, y me sigue acompañando, es que los jóvenes que me atracaron, aprovecharon la “puerta abierta” para delinquir ya que no vieron otras alternativas para obtener dinero. Se trata entonces de una puerta que ha permanecido abierta por la irregular presencia de la policía y la relativa permisividad del Estado hacia el delito, que buena parte de la población percibe, pero también por la falta de oportunidades que les permitiera a esos jóvenes optar por otro camino distinto a la violencia, la anarquía y la riqueza mal habida.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (2011), Venezuela es un país con 5.348.647 jóvenes y sobre ellos debemos preguntarnos: ¿Los estamos empujando a la puerta de la violencia o a la del emprendimiento y la productividad?. Toca reconocer que más de un millón de éstos se encuentra excluido de toda oportunidad de trabajo y estudio, lo que trae como consecuencia la bomba de tiempo que todos los días nos revienta en el rostro, en modo de una delincuencia desbordada.

Creo que el seguir ignorando lo que pasa con los jóvenes de Venezuela, condena a la sociedad a perder una oportunidad de oro para incluir productivamente a los jóvenes, y además se desaprovecha el chance para dar pasos en la reconstrucción del tejido social, y con ello rescatar la convivencia pacífica y democrática en Venezuela.

20140603_125354Ya en 1982, James Wilson y George Kelling propusieron la teoría de las “ventanas rotas”, a partir de la cual, para prevenir la delincuencia es prioritario arreglar los problemas cuando aún son pequeños: “repara las ventanas rotas en un período corto, digamos un día o una semana, y la tendencia es que será menos probable que los vándalos rompan más ventanas o hagan más daños”. Y esta teoría nos interpela a pensar cuántas ventanas y puertas nos toca reparar para que la violencia disminuya en nuestro país.

Un joven de una escuela popular le  exponía a su profesor  una pregunta contundente:  “¿cómo seguir estudiando si en el mundo de los “malandros” se puede hacer mucho más dinero que el que produce un profesional en un mes?”. Toca decir que el país está a la espera de una vigorosa acción que permita abrirles a los jóvenes más espacios alternativos a las bandas, la violencia y las páginas rojas de los diarios. No debemos tener la menor duda de que el emprendimiento juvenil permite generar un doble impacto: en la economía y la integración social, de quienes más pronto que tarde, ingresarán al mundo de los adultos. Si está de acuerdo con todo esto, es momento abrirle las puertas y ventanas a la productividad y el emprendimiento, urge abrirle una puerta a la esperanza. #LaCosaEsEmprender

Félix Ríos Álvarez (@Felixxi) ~ Emprendedor social